lunes, 15 de febrero de 2016

Si te quieres forrar , entra y lee

Escribo este post desde la rabia, la impotencia y algunas sensaciones más.

Como cada vez que se acerca un “tiempo vacacional” Semana Santa, verano, puentes… empieza a aparecer por las redes sociales Asociaciones marroquíes ofreciendo detrás de una foto con niñ@s con una gran y preciosa sonrisa , sus “viajes solidarios”, “festivales solidarios” “visitas a nómadas solidarias” “ proyectos solidarios”, “campamentos solidarios”… la palabra solidaridad es imprescindible y nunca falta en estos casos, cuando en realidad lo que la actividad supone queda a años luz de esta palabra. ¿ Conoces el timo de la estampita? Pues ahí voy.

En primer lugar no voy a dar datos de nadie, allá cada cual con su conciencia, y si quien me lea se da por aludid@… no es mi problema. Quien se pica, ajos come.
En segundo lugar debo decir que lo que voy a contar es mi historia, lo que he vivido y que no todas las asociaciones, ONG´S ni personas entran en el mismo saco. Me consta y conozco a gente con el corazón blanco como dicen por ahí abajo.

Parto desde la idea de que cuando una persona decide pasar un tiempo de su vida, ya sea los días, los meses o las horas que sea, como voluntari@, cooperante... lo hace desde el corazón y desde la mejor intención de poder hacer algo útil allá donde piensa que lo necesitan, y digo donde piensa porque en ocasiones, lo que para algunas personas es necesario de ayuda, para las que viven esa situación, no supone ningún problema, ni quieren, ni piden cambiarla, por tanto, pasamos de “ayudar” a meternos donde no nos han llamado.

Bien, hace algunos años, decidí ir a Marruecos a pasar unos meses con una Asociación de Errachidía por dos motivos; por mi amor al país y por mi amor a l@s niñ@s ( l@s de Marruecos no tienen nada que ver con l@s de cualquier otro país).

Lo que venden la mayoría de Asociaciones es; proyectos de aprendizaje de idiomas, de juegos con niñ@s, pintura del colegio, visitas a nómadas del desierto... y en principio no pinta nada mal. (si entras en la página web de ellas puedes comprobar que todas ofrecen lo mismo).

Requisitos: ninguno
Precios: una pasta, pero te dicen que el dinero que pagas es para tu alojamiento y comida, material necesario para las actividades, excursiones y para ayudar a familias cuyos recursos son nulos: MENTIRA.

Desglosemos un poco… si has viajado alguna vez a Marruecos, sabrás que se puede comer y dormir bien, y cuando digo bien, es muy bien, con unos pocos dirhams (10 son aproximadamente un euro, para que te hagas una idea).
El alojamiento suele ser en las aulas del colegio, así que poco dinero vale eso, ya que para el director del centro es perfecto tener allí a gente que hace unos dibujos preciosos a coste 0. O bien pueden alojarte en casas de personas que se va visitando lo largo del viaje (esto suele costar más bien poco, pero lo que te cuentan es que te ceden un lugar donde dormir y comer a cambio de nada, es lógico y normal que estas personas se lleven un dinero por ello, pero lo que no es normal ni moral es que se lo lleve el coordinador y lo que es peor, que nadie se entere de nada).

Ya se encarga el coordinador de turno de decir a tod@s l@s voluntari@s que lleven material escolar, juegos, ropa… que desgraciadamente mucho de este material queda almacenado en habitaciones y no son utilizados jamás. Lo único que se compra es la pintura, ya está. En alguna ocasión les sabe mal comprar hasta papel higiénico, pues eso supone un gasto que disminuiría su beneficio.

Cada coordinador tiene un sueldo, en función de lo “tont@” que sea es más elevado o menos. Yo fui coordinadora, de las tontas la que más, no supe que la gente cobraba hasta que otra coordinadora me lo dijo pensando que yo también lo hacía. Cobran hasta por colgar en páginas de Internet propaganda anunciando los proyectos. Si, lo que lees.

Una de las cosas de las que más me arrepiento es de haber formado parte en cierta manera de este negocio. No tuve a nadie que me contara estas cosas, y caí en ello un tiempo después, ya que siempre hay alguien que se siente orgullos@ de hacerlo y te lo cuenta como si nada, y como si tú fueras de la misma calaña. De saberlo antes, no hubiera sido intermediaria entre los coordinadores de allí y l@s voluntari@s de aquí, y mucho menos hubiera coordinado un proyecto en el que la gente que estuvo conmigo vino con muuuuchas ganas de hacer cosas bonitas y no tenían culpa de la existencia de gente así.  Abandoné antes de la finalización del proyecto por cosas que pasaron relacionadas con esto)

Sigamos con las excursiones: suelen cobrar mínimo unos 50 euros por pasar una noche en el desierto. Una parte es para el dueño del hotel y la otra parte, ¿no sabes para quién? Si te dedicas al negocio del turismo, me parece perfecto que pidas el dinero que te de la gana por tus servicios, pero si no te dedicas a ello, no me tomes por gilipollas.

El dinero va destinado también a familias que lo necesitan”, permíteme que me ría. Es importante saber que l@s niñ@s que acuden a realizar estas actividades, sorprendentemente pagan una cuota obligatoria, que a las familias no les hace gracia alguna teniendo en cuenta la mierda de salarios que tienen, si es que lo tienen.

En los restaurantes, por problemas de idioma, lo que suele ocurrir es que el coordinador de turno es el encargado de recoger el dinero para pagar la comida, ERROR, tienen siempre o la mayoría de las veces un precio estipulado ya que te van a llevar al bar del vecino, del primo… y siempre, siempre, se van a llevar una comisión.

La venta de productos con el nombre de la asociación…no es nada más y nada menos que dinero destinado a suplir gastos personales. Nunca aparecen fotos realizando entregas de lo que compran con el dineral que ganan, ni de la compra de las bicicletas que prometieron para que l@s más pequeñ@s vayan al cole… nada de nada.

Sorprendentemente también los coordinadores marroquíes que se quedan allí una vez l@s voluntari@s se van, se pegan un año de viajes, festivales, conciertos, se compran coches, motos, ropa de marca, gafas, móviles que ya los quisiera yo… a costa de lo que ha “sobrado” ya que trabajar no trabaja ninguno.

Son algunos ejemplos del negocio de moda de algunos jóvenes de según qué zona, se lleva mucho por el sur, en la zona de Errachidia y el desierto de Merzouga. Es muy fácil montar una asociación de estas, aparecen de debajo de las piedras y es que se necesita tener mucho morro, poca vergüenza y un tonto o tonta extranjer@, casi siempre extranjera, que con toda su buena fe, piensa que está ayudando, y por su ingenuidad haga de intermediario. Nada más.

Posiblemente no cambie nada, pero si con mi escrito hago que alguna persona reflexione o se replantee su forma de “ayudar” pues me doy por satisfecha. Descubrí que el hacer las cosas por mi cuenta y riesgo me hace más grande.




En la vida hay que decir y hacer lo justo, y si haciéndolo nos quedamos solos, es el precio a pagar por ser justos".

8 comentarios:

  1. Comparto tu opinion 100% ya que fui una prima durante dos años en ir a dos asociaciones de este calibre, mi novio es marroqui y me tiene prohibido que vuelva ya que dice que me han robado ya lo suficiente, un asco todo, se rien de la buena fè.
    Pd: se te ha olvidado poner que los chicos de las asociaciones esperan a las extranjeras como si de un harem se tratara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del Haren lo dejaremos para otra entrada...jejeje

      Eliminar
  2. ARANZA: Llevas mucha razón, es muy difícil a priori distinguir entre lo bueno y lo malo. Todos los que dedicamos parte de nuestro tiempo a la solidaridad actuamos de buena fe y a veces, incluso demasiadas, nos sentimos engañados. Una vez conoces el terreno por el que te mueves es mucho mas fácil distinguir entre el grano y la paja y aún así te puedes equivocar. Iremos con cuidado y procuraremos que nuestras acciones lleguen a la gente que más lo necesita.

    ResponderEliminar
  3. A mi ya hace años que me produce risa e indignación cuando me tropiezo con l@s voluntari@s que describes, que es muy a menudo.
    En mis viajes suelo quedarme a menudo en casas de gente, cada vez menos por la proliferación de guités en todos lados. Siempre solemos pagarles lo que pagamos en los albergues (de 150 a 200 MD) por persona y sus gestos de agradecimiento o sus sonrisas nos hacen sentir muy bien y nosotros contentos de degustar su comida y agradecidos del calor de sus mantas.

    ResponderEliminar
  4. Así es Aranza, que bien lo sabes. Y luego si le pides el presupuesto al coordinador de turno te encuentras cosas como: alfombra 50€... En fin.
    Un timo.
    Con la experiencia he descubierto que a mi lo que mejor me parece es una vez en el país, conociendo gente, encontrar algún proyecto en el que colaborar y con el que te sientas identificado. Se que esto es bastante difícil si solo tienes 15 días o un mes.
    Hace poco descubrí la web Trip-Drop, para ayudas muy concretas cuando te vas a un país. Es muy interesante pues se salta a los intermediarios y no hay dinero de por medio!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y a ti qué te voy a contar yo que tú no sepas... besos guapa!!!

      Eliminar

Gracias por participar!!