domingo, 21 de diciembre de 2014

ERES UN PESTIÑO


La Navidad sin dulces, ni villancicos, no es Navidad, las cosas como son. Eso es así en todas las familias, en las que más tienen y en las que no tienen tanto. 
Mis abuelos Teresa y Rafael, Cordobeses, de Espejo concretamente, se pasaban todo un día preparando el dulce que más gustaba a la familia:


                                               LOS PESTIÑOS 
El día de Navidad estaban listos y no creas que sobraban muchos, ellos preparaban con gran esmero y más cariño, ollas y ollas de este delicioso dulce Navideño, y después, los repartían entre sus hijos e hijas. 
Ahora, los cordobeses ya no están entre nosotr@s, aunque no lo sentimos así, y como no podía ser menos, a modo de homenaje, todas las Navidades en casa, seguimos con la tradición;                                                                            
                                          PESTIÑEAMOS
 
 
 
 
La receta la tiene mi madre bajo llave, como si de un tesoro se tratara, y es que en realidad, lo es.
Es un dulce muy elaborado y muy trabajado, puesto que hay que amasar bien, muyyyy bien y como dice mi madre “el secreto está en la masa y en el amor que le pongas
No puedo describir su sabor, en realidad saben a GLORIA...os muestro algunas fotos de los que preparamos la semana pasada mi madre, mi prima y yo.
 
Están increíblemente deliciosos. “Doy fe”
 
 
 

2 comentarios:

  1. Y nos dejaron la mejor herencia prima!! Que ricos que están!

    ResponderEliminar

Gracias por participar!!